Home » Aviación » Control aéreo o… ¿DESCONTROL aéreo?

Control aéreo o… ¿DESCONTROL aéreo?

¡Aterriza como puedas!

A estas alturas todos los que me conocéis ya sabréis que soy un gran aficionado a la aviación, y que ser piloto de es uno de mis deseos “frustrados”, que suelo suplir con “sucedáneos” como el Microsoft Flight Simulator, el radiocontrol… y sobre todo intentando estar siempre “al día” en este mundo, otro de mis muchos hobbys.

Hasta ahora yo tenía en muy alta estima a los controladores aéreos, esos seres sobrehumanos, cuyo trabajo requiere de una capacidad de concentración y una memoria impresionantes, y que velan por la seguridad de todos nosotros cuando viajamos confortablemente en el interior de un avión. Incluso sin conocer a ninguno de ellos llegué a defenderlos a capa y espada cuando convocaban huelgas, mientras que la mayoría de los que opinaban sobre el tema se quejaban de “lo mucho que cobran y lo bien que viven”. Pues bien, teniendo en cuenta las últimas sorprendentes noticias que nos están llegando… me estoy replanteando esto de ser aférrimo defensor de los controladores aéreos.

¿De qué noticias hablo? Supongo que habrás oído, visto, leído… esa increíble historia que cuenta como en la isla de Gran Canaria estuvieron a punto a puntito de salir a buscar a un avión que teóricamente había amerizado y aún flotaba, y de hecho podía claramente verse desde la playa desde la cual el primer “testigo” avisó de la catástrofe al 112. Y supongo que si sabes de lo que te hablo también conocerás el final de la historia: el supuesto “avión flotante” nunca existió, se trataba de un barco-grúa que para ojos de un inexperto observador podía fácilmente confundirse con la silueta de un avión. Pero bueno… se supone que en este país “de la risa” disponemos de más de una forma de no dejar en ojos de un inexperto observador la responsabilidad de enviar equipos de rescate en busca de un barco-grúa, ¿no es así?

Es lógico pensar, incluso para un inexperto, que nuestros controladores aéreos deberían manejar exhaustiva, veraz y actualizada información de todos las aeronaves que navegan en el espacio aéreo que les toca controlar. Pues nada más lejos de la realidad: de hecho en más de una conversación entre el 112 y la torre de control los controladores en funciones llegan a informar de que el avión siniestrado es un Boeing 737 (¡increíble poder identificar hasta el modelo exacto!) y además creen que de la aerolínea TUI.

Y tampoco es justo echar toda la culpa a los controladores… resulta que el piloto de un avión que acababa de despegar transmite a torre la confirmación de que, efectivamente y sin ninguna duda, lo que hay flotando en el agua a la altura de Jinámar es “un avión grande”. Menos concreto que el Boeing 737 reportado por los controladores, pero… confirma las sospechas.

Y tampoco sería justo que compartiesen las culpas pilotos y controladores, no… resulta que los del 112 tienen la fantástica idea, una vez recopilada toda la fiable y veraz información mencionada, de “tuitear” raudos y veloces toda la información, para que ese universo de “dedos veloces” y “tuiteros de pura cepa” vaya difundiéndolo todo mientras van llegando todos los efectivos disponibles a la zona de la catástrofe.

¿Ustedes creen que esta surealista historia, digna de una de las mejores comedias tipo “Aterriza como puedas”, puede ocurrir en pleno siglo XXI en un país teóricamente avanzado?

Ah, y otra cosa… tampoco sería justo echar todas las culpas del “descontrol aéreo” a nuestro país… ¿cómo? ¿acaso ya no recuerdan esa historia de un avión de Malasya Airlines que se perdió repletito de pasajeros y que nadie, nadie, nadie… sabía donde estaba?

Lo dicho, amigos… en pleno siglo XXI. Opinen, opinen, ¡no se corten!

Referencias para ampliar la jugosa información:

http://www.elmundo.es/espana/2014/03/28/53355db822601d85298b456e.html

http://www.elmundo.es/blogs/elmundo/enredados/2014/03/27/el-accidente-de-avion-en-canarias-que.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>